Volver a ver: Clue

¿La última cena?

¿La última cena?

Pensar que hoy en día todo puede ser llevado a una película. Una canción adaptada en una película de dos horas y media. Un meme de internet que tendrá su película de animación el año que viene. Y hasta un juego de mesa de batalla naval tuvo su película, en el debut de una famosa cantante en la pantalla gigante. Si no son señales del venidero apocalipsis cinematográfico, no sé que mas creer.

¿Un juego de mesa? ¿En serio? Aunque seamos honestos,  no debemos echarle la culpa a Rihanna en este último caso, por más que queramos. Las películas de juegos de mesa no son nuevas. Pero en este caso, una de las más originales cuenta con algo que estas nuevas no poseen. Un elenco maravilloso, un guión genial y un escenario que funciona.

Les hablo hoy de Clue (1985). Basada en el juego de mesa del mismo nombre (En América Latina llamado Mr. Detective, en España, Cluedo) la película presenta un misterio. Ignorada en su apertura inicial, se ha convertido en un clásico – una película de culto. Comedia ligera (con comentario político, slapstick humor y una dosis de terror), Clue funciona por el inherente atractivo del guión (quien se resiste a un misterio por resolver), condimentado con interpretaciones efectivas de genios de la comedia. Si vemos el cásting hoy en día, es fácil adivinarlo. Christhopher Lloyd (el famoso Dr. Emmet Brown), Tim Curry (quien podría olvidar su It), Madeline Kahn (la inolvidable novia del Monstruo del Dr. Young Frankenstein), Lesley Ann Warren y Michael McKean – El misterio está servido.

Seis personajes son invitados a una mansión, situada en el medio de la nada. Allí, sólo llamados por sus seudónimos, son enfrentados a su enemigo común – el Sr. Body. Body ha estado chantajeando a cada uno de ellos por largo tiempo, y es hora de arreglar las cuentas de una vez por todas. Body es asesinado – y uno de ellos es el culpable. Todos con motivo, oportunidad y un arma asesina, deben descubrir el misterio antes de que la policía llegue y los encierre a todos. Ayudados por Wadsworth, el mayordomo y Yvette, la doncella de la casa, deben encontrar al culpable lo más pronto posible… el reloj esta corriendo.

y no dejan de llegar invitados indeseables, ¡Justo después de un asesinato!

y no dejan de llegar invitados indeseables, ¡Justo después de un asesinato!

Situaciones hilarantes, comedia física y hasta una dosis de política de la era McArthur son retratadas en una película con un final inesperado… ¿o son varios?

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s