Recomendación absurda de la semana: Dracula.

Como levantarse de una resaca de cien años...

Como levantarse de una resaca de cien años…

¿Alguna vez ha visto algo tan malo que se convierte en bueno? ¿Alguna vez ha tratado de apreciar algo que a primera vista le parece banal? ¿Inútil? ¿Ridículo?

Tengo sentimientos encontrados, debo decirles con la recomendación que les tengo preparada para hoy. Si, es una serie de vampiros. Sí, hay romance gótico en la Inglaterra de los albores del siglo XIX. Sí, también nos da una vista a la alta sociedad inglesa, llena de lords y doncellas. Y sí, Drácula es apuesto… todo un galán – directamente salido de los Tudor.

Pero también hay sociedades secretas… que conspiran para evitar el surgimiento de energías alternativas. Hay cazadores de vampiros femeninas devora-hombres. Hay una alianza Van Helsing – Drácula para descubrir la energía geomagnética y eliminar los combustibles fósiles del mundo… ¿he captado su atención? – ¿además, que demonios es la energía geomagnética?

Este Drácula (Johnathan Rhys-Meyers) se hace pasar por un empresario americano (cuyo acento puede generar casi la misma hilaridad que el acento inglés de Keanu Reeves en Drácula), llamado Alexander Grayson. Grayson ha llegado a Inglaterra para desarrollar una nueva empresa de energía. Energia barata, inalámbrica y limpia. Sus ideas no caen muy bien entre la alta sociedad inglesa – y mucho menos en la secreta Orden del Dragón – un grupo ya se encontró y capturo a Drácula en la antigüedad.

Van Helsing - ¿Cazador de Vampiros?

Van Helsing – ¿Cazador de Vampiros?

Así que este Drácula es un personaje que se debate entre la búsqueda del progreso y de su amor perdido, encarnado en una nueva Mina Murray (Jessica de Gouw) – un icono del “girl power” inglés al osar desear convertirse en médico y no ser enfermera. Acompañada por Johnathan Harker (Oliver Jackson – Cohen), que esta vez es un periodista de sociedad y su amiga Lucy Westenra, que quizás sea una libertina descarada y a la vez esta locamente enamorada de la propia Mina.

Romances cursis, seducciones estrafalarias y planes maquiavélicos en cada semana se unen en algo que debería ser una excusa para “ver actores guapos” (un tópico de romances entre vampiros, vamos a sincerarnos) en algo mas allá. Algo que cruza el umbral de lo cursi y lo cómico para ser algo… distinto. Como ver Wicker Man con Nicholas Cage – es buen entretenimiento, pero no por las razones originalmente concebidas.

Es el acento, ¿no? a las chicas les derrite mi acento americano...

Es el acento, ¿no? a las chicas les derrite mi acento americano…

Punto extra por la elección del personaje de Renfield… Parece un matón refinado, seguro que se termina descubriendo que es Frankenstein o un hombre lobo a la mitad de la temporada. Sea lo que sea, es quizás el único serio del asunto – hombre de pocas palabras.

Debo confesar que vi un capítulo, y es mi pérdida de tiempo favorita de los lunes (en Latinoamérica la pasan por Universal, puede verla online a través de Hulu o canales alternativos dependiendo de su localización actual) – dele una probada – o podría ser bastante más dramático y decirles, échele una mordida…

Si, quizás es demasiado.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s