Valor Pixelado: Outlast

Con este aspecto exterior... ¿realmente pensabas que no iba a pasar nada?

Con este aspecto exterior… ¿realmente pensabas que no iba a pasar nada?

Outlast es un paso adelante en terror. Un escenario hermoso (como solo el buen terror puede ofrecernos), una historia interesante y una mecánica funcional hace que este título sea una opción a tomar en cuenta para los fanáticos del género. Los que amamos los sustos y las persecuciones frenéticas lo pasaremos genial. Póngase unos buenos auriculares, juéguelo en la noche… le aseguro que unos cuantos saltos y gritos están asegurados.

Un asilo psiquiátrico presuntamente abandonado será nuestro campo de juego. Aunque en este caso, seremos el ratón para una serie de “enfermos”. Miles Upshur, periodista independiente, recibe una información anónima de que el asilo Mount Massive aún está activo. Rumores de terribles experimentos tras sus paredes y desapariciones son la punta del iceberg de lo que pasa en el sitio. Lo descubrirá en carne propia. Tras colarse en el asilo y ver operativos de seguridad privada asesinados brutalmente, Miles acaba de conseguir toda una exclusiva. El psiquiátrico sigue funcionando, con los pacientes están sueltos, llenos de cicatrices y deformes – algunos balbuceando o inconscientes, otros extremadamente violentos y agresivos. Miles no es un soldado, su única opción es correr y esconderse. Y tratar de escapar… no olvidemos eso. Miles tiene un artículo de primera plana con esta historia, si es que sobrevive.

Mira lo que le pasó al último testigo de todo esto...

Mira lo que le pasó al último testigo de todo esto…

Con una mecánica muy similar a la de Amnesia: The dark descent, Outlast sólo presenta esa opción: huir. La novedad, en este caso es una cámara con visión nocturna (muy útil dado el estado de muchos sitios del asilo y que sustituye la linterna de Amnesia) y un sistema para mirar hacia atrás mientras se huye de los perseguidores. Algunos puzzles ligeros y fetch quests están incluidos, para hacer nuestra estancia en el asilo más interesante. Lo normal.

Gráficamente, el juego está muy bien logrado. Los escenarios son espectaculares (como puede ser un hospital psiquiátrico) y la sangre… por Dios, la sangre. Hay mucha. Un factor de inmersión destacado es el hecho de que vemos a nuestro personaje – al presionar una pared vemos sus manos, al correr oímos su jadeo, y sus piernas al saltar obstáculos – inclusive dejamos huellas si pisamos sangre (algo que pasa a menudo en este tipo de sitios).  Si a eso añadimos efectos de sonidos para mantenernos en el borde de nuestros asientos, la pesadilla está asegurada. Parar para tomar un poco de aire y pensar en otras cosas no es raro. Debo confesar que yo lo hice – soy todo un cobarde.

Si, esas huellas son mías, habra que llamar a mantenimiento.

Si, esas huellas son mías, habra que llamar a mantenimiento.

Las secuencias de persecución pueden ser bastante excitantes. Por ejemplo, navegar por un sótano inundado y oscuro, mientras se trata de reiniciar el generador de electricidad – mientras hay que mantenerse oculto de un loco con deseos de sangre. Si es descubierto,  correr. Mientras trata de escapar entre corredores estrechos, hay que buscar un lugar para esconderse… y rápido. Momentos como esos dan un disparo de adrenalina, pero comienzan a cansar y hacerse repetitivos cuando a veces no se encuentra la salida – la persecución se hace repetitiva y se pierde un poco la magia del momento. Ese es un problema inherente al terror… la sobreexposición al mismo hace que perdamos la sensibilidad. Amnesia ajustó este factor con un nivel de “sanidad mental”, evitando que el jugador mirara al perseguidor. Mientras no se sabe que es lo que nos persigue, es más difícil convertirlo en un objeto y perder el miedo. Aquí es más complicado, dado el escenario y la situación. Pero Outlast tiene buenos momentos de terror: después de todo, al abrir una puerta, nunca sabemos lo que hay del otro lado. Y la visión nocturna da un efecto maravilloso al encontrarse cara a cara con un monstruo al cruzar una esquina.

Sonrie para la cámara...

Sonrie para la cámara…

Mi recomendación: Para los fanáticos del terror – especialmente los que quieren más después de la serie Penumbra y Amnesia, Outlast es una recomendación fácil de hacer. Si no le gusta el terror y odia ese “factor indefenso” quizás no sea para usted. La experiencia es un poco corta, pero llena de saltos y gritos. Este juego puede ser lo que necesite para dispararse la adrenalina y pasar un buen momento. Eso si, después no me culpe si no pueden dormir.

Enlance para mas info aqui.

Anuncios

Una respuesta a “Valor Pixelado: Outlast

  1. Pingback: Valor Pixelado: Amnesia: A Machine for Pigs. | Museo del Pixel·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s