Critica de Fin de Semana: Olympus has Fallen.

Sabes que la cosa se pone seria cuando hay un plano de la bandera dramático.

Sabes que la cosa se pone seria cuando hay un plano de la bandera dramático.

Otra de Acción. Debe ir a verla esperando eso. Acción. Y nada más que acción. Allí está su fortaleza… en eso se esforzaron y se nota. Si busca una nueva franquicia, un nuevo John McClane o un nuevo John Rambo, no sé si lo conseguirá aquí. Olympus has Fallen es casi dos horas de disparos, explosiones y peleas. Gerard Butler sabe dar golpes, eso ya lo sabíamos. Si no, le remito a aquel festival de sangre, hombres semidesnudos y abdominales maquillados… ese coctel de testosterona llamado 300 (2007).

Como película de acción, cumple su cometido. Michael Bay, el rey de la pirotecnia hollywoodense estaría orgulloso. Dos secuencias en particular, llenas de explosiones y de muestras del poder militar del poder de fuego americano, irónicamente siendo usado contra ellos mismos, son espectaculares y estruendosas.

Mike Banning (Gerard Butler) es el líder del equipo del Servicio Secreto que protege al presidente de los Estados Unidos, Asher (Aaron Eckhart). Luego de una mala noche, donde Banning rescata al presidente de una muerte segura, es destituido. Vaya premio al buen trabajo, ¿no? El problema es que Banning no pudo rescatar a la primera dama (Ashley Judd), que termino al fondo de un precipicio (suena hilarante cuando lo relato así, ¿no? Casi como una escena del Correcaminos vs. El Coyote). Banning hizo su trabajo, y ahora paga su penitencia en un trabajo de oficina en el Tesoro, a pocos metros donde estaba su anterior empleo. Dieciocho meses después, Mike esta aburrido, casi desesperado por conseguir su antiguo empleo.

Si fuera mi empleo, no hubiera pedido una vista para mi antigua oficina.

Si fuera mi empleo, no hubiera pedido una vista para mi antigua oficina.

Tensiones entre las dos Coreas hacen que el Presidente Asher convoque a su homólogo de Corea del Sur a la Casa Blanca en busca de una salida pacífica al conflicto. Y por coincidencia, un ataque a gran escala hacia la residencia presidencial termina aislando a los presidentes y sus gabinetes en el bunker de seguridad, a más de cien metros de profundidad. Para pasar bastantes calamidades, Corea del Norte está bastante capacitada para un ataque así. Todo es un plan para controlar a los jefes de los Estados Unidos, lograr una retirada de EE.UU. de la frontera de Corea del Sur y permitir al norte otra vez unificar a ambas.

Teniendo su oportunidad de salvar el día, Banning entra en acción. Terminará encerrado en la Casa Blanca, en un intento desesperado de frustrar los planes de los terroristas, y permitir que las fuerzas militares vuelvan a tomar el control de la situación. En desventaja numérica, de armas y de tácticas, Mike Banning es la última esperanza de rescatar vivos al presidente y sus colaboradores.  El paralelismo con la clásica Die Hard (1988) es evidente. Un solo hombre, encerrado en un sitio contra muchos terroristas. Las similaridades no se detienen allí. La conversación entre el líder terrorista y Mike, el encuentro con un antiguo amigo que termina siendo un traidor… lo siento, Die Hard lo hizo primero, y lo hizo mucho mejor. Hasta el protagonista termina conversando con el presidente interino, (Morgan Freeman), en secuencias que recuerdan a John McClane y Al Powell. Vamos, que Butler es muchas cosas, pero no es Bruce Willis, ni el villano es Alan Rickman.

Despachando en la Oficina Oval... es la hora de la justa retribución!

Despachando en la Oficina Oval… es la hora de la justa retribución!

Pero no todo tiene que ser una exposición exagerada a la comedia hilarante o un drama con algo de acción que expone una crítica profunda al expansionismo militar americano. De vez en cuando, solo queremos ver peleas, disparos y explosiones bien logradas. A veces, solo hace falta eso, sin muchos moralismos o segundas intenciones. Así que aquí estamos ante una de Acción que es solo eso. Acción. No tiene frases celebres, ni toques de humor, ni componentes dramáticos. Es una de esas con muchas explosiones y un discurso patriotero americano al final.

Mi veredicto: Entretenida, para una noche de cine, funciona. No tiene más subtextos o mensajes, es solo acción. Como eso, es más que suficiente, pero no espere más. Sepa a lo que se enfrenta antes, y se la pasará bien. 2,5/5.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s