Videohistoria Antigua: Strike Commander

¡Que vivan los noventas, y sus titulos VGA!

¡Que vivan los noventas, y sus titulos VGA!

Ah, la vida del mercenario. Combatiendo en guerras que no son suyas, por dinero y fortuna. Algunos dirían que es una profesión inmoble, otros que sencillamente es inmoral. Pero no hay que negar que tenga cierto atractivo para el que busca acción y combates, si su país de origen no los provee con conflictos diplomáticos. Ser mercenario es común en muchos videojuegos, es una manera sencilla de crear una narrativa (o en muchos casos excusa) para iniciar un videojuego.

Inicie esta sección con un titulo de Super Nintendo, ahora le doy algo de amor a la PC. Strike Commander (1993) es quizás el mejor simulador de combate aéreo que he jugado en mi vida. No es el más realista, sin duda (en este caso debo ceder hacia la serie más actual de DCS), pero en términos de accesibilidad, variedad de misiones y hasta una trama coherente (hay hasta desarrollo de personajes, ¡imagínese!) el juego da la talla. Tome nota que en aquellos años era un niño, pero le puedo decir que aparte de X-wing vs. TIE Fighter, los demás que han surgido siguen dándome solo decepciones.

Entre misiones, secuencias tipo aventura gráfica.

Entre misiones, secuencias tipo aventura gráfica.

El planteamiento del juego es simple. Es usted miembro de un escuadrón mercenario de pilotos de combate, los Wildcats (nombre típico de equipo de secundaria), estacionados en Turquía. Estamos en el futuro, el año 2011. Naciones enteras se han separado en micro-estados independientes. La crisis de energía hace que guerras relámpago estallen por todo el mundo, en busca de petróleo. El mejor momento para el trabajo de un guerrero a sueldo.

Usando aviones F-16 y F-22, los Wildcats entraran en conflicto con dictadores, corporaciones gigantes y hasta otros mercenarios. Siempre trabajando en parejas, usted tendrá un compañero que le cubra las espaldas, o que sirva de señuelo para el enemigo. La decisión es suya. Como simulador, evita los problemas de enfocarse en aspectos técnicos (la característica de “volar” hacia los momentos de combate en la misión es maravillosa) y le permite a usted centrarse en el combate. Desde intercepciones aéreas, pasando por escoltas y ataques terrestres. Strike Commander lo tiene todo. Hasta descubrirá conflictos en su propio escuadrón entre misiones, y unas cuantas tragedias fruto de la guerra.

¡Armelo como usted guste!

¡Armelo como usted guste!

Pero ser mercenario tiene sus desventajas. Tiene que comprar sus propias armas y sus aviones. Asi le dolera cuando falle una mision, o tenga que ejectarse de su jet. Mira que ser de un ejercito tiene esa ventaja. sus armas las paga el contribuyente.

Un clásico que quise recordar hoy, gracias a un amigo que lo tuvo y me lo prestó en su tiempo. Una vez más le doy gracias a tener amigos con un gran gusto por los juegos. Por suerte, este clásico de Origin (la desarrolladora, no el portal de venta online de EA) y Chris Roberts se puede conseguir en el panteón de los juegos clásicos, Good Old Games (GOG). Link aquí.

Anuncios

2 Respuestas a “Videohistoria Antigua: Strike Commander

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s