Crítica de fin de semana: Man of Steel

El traje parece hecho de pelotas de basketball. El tejido kriptoniano es asi, imagino...

El traje parece hecho de pelotas de basketball. El tejido kriptoniano es asi, imagino…

El Hombre de Acero ha vuelto. Un poco angustiado, el “boyscout” está de regreso, con buenas posibilidades de iniciar una nueva franquicia. Con una dirección clara y efectiva, y una banda sonora atronadora, Superman promete acción y la entrega. Un pero siempre existe, y en este caso, los villanos y el padre de Kal-El (El General Zod con sus motivos retorcidos pero honestos, una Faora-Ul con mucho odio dentro y un Jor-El  que borra al clásico de Marlon Brandon del mapa con un padre que no teme pasar a la acción) dejan a Superman un poco eclipsado.

En este caso Henry Cavill (Superman/Kal-El/Clark Kent) hace un buen trabajo, pero como personaje siempre he encontrado a Superman un poco aburrido, despues de todo, no es Batman (sí, lo confieso, soy mas fan del otro). Y además en este caso tiene una carga emocional que le pesa un poco. No siempre sonríe como en los comics.

A esta no podían ponerle Superman, ¿no? Han pasado ya unos cuantos años de aquella película tan extraña llamada Superman Returns (2006) (sin mucha dirección e inclusive menos acción, un drama más que una película de héroes de comic). Esta vez le dieron las riendas a alguien que saborea las secuencias de acción (Zack Snyder, famoso por el festival del slow motion de sangre 300 y  la película de antiheroes Watchmen), y no ha temido usarla, quizás hasta demasiado. Escenas de la infancia de Clark contienen acción por todos lados, e inclusive una de las secuencias más dramáticas, es accidentada y llena de efectos especiales (hasta hay un tornado de por medio).

Un factor que ayuda en este caso es la aplicación de los conocidos villanos kriptonianos, el General Zod (Michael Shannon) y su segunda Faora-Ul (Antje Traue) que permite poner a Superman contra iguales, y desatar el caos en las escenas de lucha. Tenemos otra vez una historia de origen, pero no se pierde mucho tiempo en ella, y se aprovecha la estancia en Kripton para unas cuantas secuencias de acción. Como veremos, Jor-El (Rusell Crowe) no teme ensuciarse las manos. Envía a su hijo Kal-El a la tierra, huyendo de la destrucción del planeta y perseguido por el insurrecto General Zod. Atrapados finalmente, Zod y su grupo son enviados a la zona fantasma como castigo por rebelarse, situación que convenientemente los salva de la muerte tras la aniquilación del planeta.

¿Porque me mandan a la zona fantasma? - Ah, si, mejor mándenme ya, antes de que explote el planeta.

¿Porqué me mandan a la zona fantasma? – Ah, si, mejor mándenme ya, antes de que explote el planeta.

Kal-El crece en la tierra, bajo la tutela de Jonathan (Kevin Costner) y Martha Kent (Diane Lane). Su padre tiene muchas reservas sobre los poderes de su hijo, y le pide control. No debe ser descubierto, no debe usar sus poderes, inclusive cuando haya vidas en riesgo. Cansado de la situación, ya mayor Clark vagabundea por el mundo, casi como un samurái errante, haciendo el bien anónimamente. Teinta y tres años de la llegada de Clark, Zod finalmente llega a la Tierra, y lanza una amenaza. Que le devuelvan a Kal-El. Aunque no es el único sobreviviente de Kripton, es vital para el futuro de su especie. Claro que no será tan fácil. Zod no solo quiere a Kal-El. Quiere todo el planeta. Y con nuevos poderes adquiridos, no será nada sencillo detenerlo.

Esta secuencia tipo x-files/signs me encanto... le da un toque de terror a todo el montaje.

Esta secuencia tipo x-files/signs me encantó… le da un toque de terror a todo el montaje.

Sin duda los humanos sufren en esta batalla de dioses. Lois Lane (Amy Adams) y Perry White (Lawrence Fishburne) no reciben mucha luz entre tantas cosas que relatar. El gran papel femenino en este caso es para Faora-Ul, un gran personaje que no está atado al villano principal y que tiene bastante brillo y una muy buen secuencia de acción, donde prueba ser bastante capaz de patearle el trasero a Superman y a cualquiera que se meta en su camino. ¡Girl Power!

Una chica muy mala...

Una chica muy mala…

En general, es una buena historia de inicio. Todos hacen su trabajo muy bien, y aunque la secuencia final es quizás demasiado larga, los amantes de la acción y los superhéroes pueden estar contentos. Superman ha vuelto, y esta vez no es para llorar su regreso, como en la anterior entrega. Esa me dejó traumas.

Mi puntuación: 4/5 No es perfecto, pero se acerca bastante en mi opinión. Si le gusta la acción, no habrá problema, esta le gustará.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s