Mi línea en la arena.

lineinthesnad

Suena muy épico, la línea en la arena. Para los que no conocen la frase, es una expresión común para decir: hasta aquí he llegado. Hasta este punto te acompaño. Mas allá, vas tu solo.

Y con las noticias que nos llegan de los grandes fabricantes (en este caso ayer, Microsoft respondió – en el sentido más ligero y vago que pueda tener esa palabra-) algunas dudas sobre su nueva consola, Xbox One. La consola debe conectarse cada día a los servidores de la compañía, para estar en sincronización y verificar el estatus de los juegos y software en ella.  Por lo tanto, la conexión a internet se hace obligatoria. ¿Qué tal si solo quieres jugar tu solo, sin multiplayer? NO. ¿Qué tal si no vives en el centro de una ciudad grande del primer mundo, donde un servicio de internet no está disponible las 24 horas del día, o su calidad no puede ser garantizada todo el tiempo? NO. ¿Y qué tal si este mes no tienes para pagar el internet, o sencillamente no lo tienes en casa? NO. NO, NO y NO. Esto es sencillamente un DRM (digital rights management) un sistema para verificar que cada usuario no se sale de la línea demarcada por la compañía.  Ahora, Microsoft asume que vas a portarte mal, así que tiene que mirar que haces cada día, con la consola que les compraste, con los juegos de los que ellos reciben una parte de la ganancia (sea por publicarlos y/o dar una licencia a una tercera parte para hacerlo).

He visto diversas reacciones, desde las más estúpidas justificaciones hasta los argumentos más serios e informados… (Les presento una imagen debajo de uno usando el mismo argumento del holocausto para esto… no respondo si su rostro se derrite al leerlo – está advertido) de ambos lados del debate: Si esto es ético, si esto no atenta contra nuestros derechos como consumidores, si esto debe ser aceptado como parte del nuevo negocio electrónico.

Mi cara se derritió, se lo aseguro...

Mi cara se derritió, se lo aseguro…

Pues en mi humilde opinión, hasta aquí he llegado. No me molestan algunos de sus nuevos conceptos (cloud gaming y saves, similar a Steam son dignos de alabanza) tampoco su estancia en juegos usados (ya que realmente ahora no tengo una consola (me la robaron), y los trade-in eran a veces verdaderos robos en franquicias de tiendas como GAME y Gamestop – esa ganancia extra no iba a los desarrolladores del título) y de hecho dejaran la idea de dar tus títulos a familia y personas cercanas (aunque aun no esta tan claro del todo que títulos y como) en manos de los publicadores Con la oleada de amenazas a nuestra privacidad y un Kinect (el sistema de reconocimiento de movimiento – una cámara glorificada) siempre conectado, no me extrañaría que agencias del gobierno lo vean como otra potencial herramienta. Hace poco supimos lo que estaban haciendo tras nuestras espaldas con los teléfonos móviles y las redes sociales. Y no es bonito.

Pero el hecho de que tengo que verificar y conectar la consola cada día, solo para ver si no la he pirateado, hackeado o lo que me venga en gana hacer a un objeto que compre. Sueno un poco fanático, lo sé. ¿Qué tal si los servidores de Microsoft no aguantan la presión de tantos Xbox one “reportándose a casa”? ¿Me quedo sin jugar por un fallo de un sistema global?

¡Se los dije!

¡Se los dije!

Pero hasta aquí he llegado.

En el pasado, no he escondido mi desdén por el nuevo SimCity que ha salido, y a la vez me muero por jugarlo, siendo un fan de la franquicia desde sus inicios. Pero si no estoy de acuerdo con los sistemas de DRM que implementan, (especialmente en un titulo como SimCity – concebido como singleplayer y la interacción con los demás jugadores en el titulo actual es risible por lo que he leído en las criticas y he oído de amistades) pues sencillamente no puedo comprarlo, probarlo y mucho menos recomendarlo. Si algún día le quitan el always-on a SimCity, seré el primero en la fila para comprarlo, créame usted.

El único verdadero poder contra estas nuevas políticas de negocio en el sector es sencillamente no comprar. Más que denunciarlo con un hashtag, o llenando de tweets a alguien de la compañía (aunque a veces ocasiona resultados hilarantes, como el de Adam Orth) . Al final, como buena empresa interesada en tener una ganancia, se verán forzados a cambiar sus políticas. Sin duda Sony presentara un sistema similar, a ver que nos trae el E3 al respecto. Y temo por el futuro de nosotros los consumidores… después de todo, si mal no recuerda, no había problemas en el pasado si quería llevarse su consola a la casa de la abuela o a la montaña (que a veces se hacía tedioso el viajecito familiar).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s