Secuelas y Remakes.

Badass incoming!

Badass incoming!

Hoy en día, todo es una copia. Las ideas originales, cada vez son más difíciles de encontrar. Y si hablamos de videojuegos, pues… la trama se complica. Sin duda, la mejor manera que muchos inversionistas ven en el negocio para mantener las ganancias es apostar por algo seguro. Y aunque no muchas secuelas son una apuesta segura (yo diría que pocas, salvo algunas demasiado grandes) las secuelas siguen siendo una buena inversión. A veces las secuelas y los remakes (sea el medio que sea) no solo fallan por la culpa del desarrollador, sino porque a veces toman un giro o un enfoque que nosotros no esperábamos. Te veo a ti, segunda trilogía de Star Wars… Jar Jar Binks, ¿en serio?

Quería hablar hoy de secuelas (continuaciones de alguna propiedad intelectual – llámese una historia) y de remakes (uso de una idea original, cambiando ciertos aspectos, o en común y corriente, borrón y cuenta nueva) en el ambiente del videojuego moderno.

Una secuela es quizás la mejor opción hoy en día de continuar una idea (historia, personajes, ambiente) que fue exitosa. En el pasado, no he ocultado mi admiración por secuelas que no sólo han permitido evocar lo que hizo grandiosa la idea inicial. Secuelas como Batman: Arkham City, Half Life 2 y Alice Madness Returns, por citar algunos no solo toman los aspectos originales, sino que los expanden. Es importante darnos razones para volver a esos mundos.

Como si necesitáramos una excusa para ser Batman...

Como si necesitáramos una excusa para ser Batman…

Arkham City hizo una expansión en toda regla (más espacio de combate y exploración, mas enemigos, mas villanos, mas herramientas y movimientos de combate) sino que también vino acompañado de una continuación a la historia servida en el primer juego, Arkham Asylum. No solo la expansión es suficiente, sino la mejora en problemas encontrados en el mismo – particularmente una batalla final un poco decepcionante en el primero se tratan de enmendar en el segundo. El aspecto de exploración y de misiones secundarias, una oportunidad grandiosa para incluir a personajes del mundo menores (como por ejemplo Mad Hatter o Hush) hace de la experiencia algo más completo. Una razón más por la que volver al mismo mundo. Si Arkham City se equivocó en algo, sería dejar el final que dejo, sin una continuación aparente – hizo un Empire Strikes Back de final… o si nos vamos a los videojuegos, un Half-life 2: Episode 2 de final. Aunque este último sea el Santo Grial de cliffhangers, no quisiera que alguien demandara mi cabeza por citar ese juego. Y la continuación de esta franquicia de Batman es ahora una historia de origen. ¡Por Dios!

Un remake ya es otra cosa. Se trata en lo posible de conservar solo los protagonistas y la historia, pero tratando de transformar o adaptarlo, bien sea a una nueva época histórica o a otra cultura. Ya que hablamos de la misma historia, no una continuación de la misma. En el mundo del videojuego quizás no existan tantos remakes como secuelas, pero el ejemplo de hoy (que me inspiró inicialmente para escribir del tema) es el remake de Devil May Cry (DmC). Dante y su hermano Vergil (¿Los reconoce de la Divina Comedia?) son hijos mestizos de un autentico demonio, imbuidos con poderes para combatir a las huestes del infierno en igualdad de condiciones, horrendos monstruos liderados por Mundus. Un conflicto entre hermanos llevará a uno de ellos a unirse a los demonios que combatían, mientras el otro se transforma en un defensor de la humanidad. Armado con una espada gigante y pistolas automáticas, Dante es el típico héroe de acción de los noventas – arrogante, temerario, divertido y con ropa bastante llamativa. Rodeado de mujeres exóticas con ropa igual de llamativa, aunque más escasa.

Aunque pueda haber desnudos implicitos... pero no de quien usted cree.

Aunque pueda haber desnudos implicitos… pero no de quien usted cree.

Devil may Cry es una idea original de Capcom, creada inicialmente como spinoff de su franquicia de Survival Horror Resident Evil. Un juego de acción en toda regla, con enemigos gigantes y combos espectaculares. Las secuelas tuvieron problemas de diseño (y de una dificultad a veces inaccesible), sin esa chispa de la original. Las secuelas pasaron por una historia del origen de Dante y su conflicto fraternal, hasta la inclusión de un nuevo protagonista, Nero. Luego de tres secuelas, la franquicia paso a manos de Ninja Theory (desarrolladores de una joya no muy conocida, Enslaved – Oddysey to the West) que se vio en la tarea de hacer una nueva historia del origen de Dante y Vergil.

En el último título, titulado como el original, Devil May Cry, vemos a una Dante mucho más joven y “actualizado” quizás con menos espectacularidad y chauvinismo que el original. Más humano, y menos “héroe de acción anime” pero con los mismos poderes. Una gran adición de color en los escenarios (bastante agradecida luego del DmC II y III, bastante oscuros y sombríos) y un sistema de plataformas que aunque sigue siendo desafiante, no es tan frustrante como en los originales. Los más puristas quizás critique la accesibilidad del nuevo título, o el makeover de Dante y su hermano Vergil (ahí si tengo una crítica yo, Vergil ahora esta vestido como un proxeneta en toda regla) He estudiado este juego contra sus contrapartes del pasado, y debo opinar que sin duda este remake es un soplo de aire fresco en una franquicia que se había quedado demasiado cómoda y estática en su gloria del pasado.

Aunque menos chauvinismo y machismo en Devil may Cry no implica ausencia del mismo.

Aunque menos chauvinismo y machismo en Devil may Cry no implica ausencia del mismo.

Así que aunque adoro las nuevas ideas, y siempre estoy dispuesto a darle una oportunidad a conceptos nuevos (quizás el espíritu que le quiero legar a usted lector) a veces también debo ver como continúa la historia en ciertos casos. Y como muchos, espero el cierre de la historia de Gordon Freeman y Alyx Vance, por otra parte temo que nuestras altas y quizás inalcanzables expectativas con Half-life 3 nos conduzcan irremediablemente a una decepción al final de la historia. Que no culpo a Valve (creadora de la saga), sino que existen millones de personas esperando, y no creo que sea posible complacernos a todas y cada una.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s