Narrativas Maestras: Signs

Seguro las señales dicen: Comida Gratis aqui!

Seguro las señales dicen: Comida Gratis aqui!

No me mate por favor. Sé que Signs (2002) tiene defectos. El final tomado de los pelos, la debilidad de los villanos, y el planteamiento en general que tiene la película, y el papel actuado del director esta… bueno digamos que no es la mejor que he visto. Pero con tantos sitios enfocados en lo malo, pienso que tratar de ver lo positivo en todo es mejor. Funciona como un ejemplo interesante en un principio, pero comienza a decaer a lo largo de la película. Pero sirve un poco para analizar el efecto de la fe. Ese concepto que muchas veces es difícil de explicar, de entender, y en ocasiones imposible de probar.

Una escena en especial está grabada en mi mente. Recordemos que la película se basa en la aparición de señales extrañas grabadas en distintos campos en el mundo, y en este caso especifico en el sembradío del ex pastor Graham Hess (Mel Gibson). Un hombre de fe que la ha perdido debido a una pérdida personal. Vive con su hermano Merrill (Joaquin Phoenix) y sus dos hijos pequeños. El miedo y la expectativa van en aumento cuando mas señales aparecen en todo el planeta, y una serie de luces están estáticas sobre la ciudad de México. ¿Algunas naves de algún tipo, quizás? El preludio de la guerra de los mundos, esta vez de verdad.

El miedo nace de lo desconocido, de no saber exactamente contra que nos enfrentamos. Pero la narrativa en este caso es la conversación que tiene Graham con su hermano Merrill sobre la fe… y el miedo. Veamos:

“La gente se separa en dos grupos. Cuando experimentan algún evento afortunado, el grupo número uno lo ve más que suerte, más que coincidencia. Lo ven como una señal, evidencia, que hay alguien allá arriba, velando por ellos. El grupo número dos lo ve como pura suerte. Solo un feliz cambio en los acontecimientos. Estoy seguro que la gente del grupo numero dos están viendo esas catorce luces de manera sospechosa. Pero muy en el fondo, ellos sienten que pase lo que pase, ellos están por su cuenta. Solos. Y eso los llena de miedo. Si, así son esas personas. Pero también hay una gran cantidad de grupo numero uno. Cuando ellos ven esas catorce luces, ellos están mirando un milagro. Y muy en el fondo, ellos sienten que pase lo que pase, siempre habrá alguien allí para ayudarlos. Y eso los llena de esperanza. Así que lo que tienes que preguntarte es ¿qué clase de persona eres? ¿Eres tú el tipo de persona que ve señales, que ve milagros? ¿o solo piensas que a veces la gente tiene suerte? O mira la pregunta de esta manera: ¿Es posible que no existan las coincidencias?

Una vez, en una fiesta… estaba sentada en el sofá con Amanda McKinney. Solo esta ella allí, siendo bella. Así que, me inclino para besarla, y me doy cuenta de que tengo goma de mascar en la boca. Entonces me volteo, me saco la goma de la boca y la dejo en un vaso. Y cuando vuelvo a voltear y Amanda McKinney se vomita encima. Supe en el momento en que paso, que fue un milagro. Podía haberla estado besando cuando vomito. Me podría haber traumatizado de por vida. Quizás nunca me habría recuperado. Yo soy un hombre de milagros.”

Y usted lector… ¿es una persona de milagros? ¿O simplemente la gente a veces tiene suerte?

Y usted lector… ¿es una persona de milagros? ¿O simplemente la gente a veces tiene suerte?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s