Crítica de fin de semana: Parker

Esta vez no te toca transportar nada.

Esta vez no te toca transportar nada.

Ah, el thriller criminal. Poner a una estrella de acción y una actriz atractiva juntos debería ser una combinación ganadora. Hmmm, pues aquí va a ser que no. Jason Staham nos da escenas de acción convincentes aunque no tan frecuentes y generalmente adecuadas… pero hacerlo pasar por un magnate texano: NO. Y aunque me lleve una grata sorpresa hace poco viéndolo trabajar en otro elemento “fuera de acción y disparos todo el tiempo” en The Bank Job (2008), aquí no está completamente cómodo, parece. El guión se esfuerza demasiado en tratar de mezclar crimen con algo de comedia y romance. Curioso que sea una adaptación del personaje de Donald Westlake, con una intención más hacia el film noir. No creo que su Parker haya sido así.

Un ladrón con un sentido del honor muy elevado, Parker (Jason Statham) es traicionado por sus compañeros luego de un robo exitoso. Dado por muerto, buscará recuperar su parte del botín y poner un poco de orden en su vida caótica. En su ajuste de cuentas, termina persiguiendo a sus compañeros en Florida, donde una agente de bienes raíces llamada Leslie, (Jennifer López) terminará siendo una compañera obligada en su “último trabajo”.

Tensión sexual no creible.

Tensión sexual no creible.

Tengo un problema muy serio con esta película y lo digo por su nombre y apellido: Jennifer López. Cuando una película se esfuerza demasiado por presentarnos a alguien, y mucho mas sexualizarlo tanto, pues para mi tenemos un problema. Escenas específicamente diseñadas para mostrarlos el cuerpo del personaje y su gran atractivo, en una película que ni lo requiere ni añade algo extra para mejorarla. No me refiero a la actriz en sí. En mi opinión, es capaz de hacer un papel genial cuando el guión y el personaje se lo permiten. En Out of Sight (1998) como una policía que termina cayendo enamorada por George Clooney y en Monster-in-Law (2005), una comedia quizás subestimada por la crítica pero que me hizo reír con Jane Fonda. Pero en este caso, su personaje es completamente innecesario, le quiere dar a la película un poco de comedia y en mi opinión fracasa en dos aspectos, ni le da comedia, y rompe el tono general de thriller criminal que imagino que era la intención original.

Quizás hubiera sido mejor explotar un poco la dinámica de Parker con su novia, una chica fuerte, que acepta su oficio como ladrón y aún sigue dispuesta a esa con él. Y remendarlo de vez en cuando… que aquí Statham no es prueba de balas como en su franquicia Transporter. Quiere funcionar como película de acción mezclada con complejos planes criminales, pero los planes son bastantes simples y sin muchos giros inesperados. A la vez, la trama romántica que quieren ofrecer con Leslie “enamorándose” de Parker y el mismo con sus flashbacks de su novia que lo espera en casa, no funciona desde ninguna perspectiva.

Solo podría recomendarla a fanáticos de los actores, pero sin duda, los ejemplos que coloqué son en mi opinión películas superiores. Y si quiere más de Parker, puede probar la versión que protagonizo Mel Gibson, Payback (1999), con las dosis correctas de cine negro y toques de comedia ocasionales. Nótese en aquella una poco conocida Lucy Liu, que nos mostraba un lado psicópata que no hemos visto más en su carrera.

Mi puntuación: 1,5/5 Véalos todos mejor en otras películas, este Parker no funciona.

No me mates, ya lo hará alguien mas.

No me mates, ya lo hará alguien mas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s