Volver a ver: First Blood.

Cuando la ley viene por ti...

Cuando la ley viene por ti…

Algunos me criticaran la selección de hoy. Después de todo, estamos hablando de una película de Rambo, ¿no? Señores, créanme cuando les digo, no es una película de Rambo. Es la película de Rambo. En este caso, quizás mal interpretada como una película de acción y ya está, First Blood (1982), basada en el libro homónimo de David Morell, no es solo una película de acción. Genera un debate sobre la guerra, sobre el tratamiento que se les da a los veteranos de las mismas, y de las secuelas que tiene toda esa experiencia en ellos.

John Rambo (Sylvester Stallone) es un veterano de la guerra de Vietnam. Condecorado con la medalla de honor, es un héroe para su país. Pasados unos años, termina siendo un hombre roto, con problemas psicológicos producto de sus experiencias en la selva y como prisionero de guerra, incapaz de ajustarse al mundo normal. Está en el camino otra vez, para visitar a su antiguo compañero de armas, el ultimo que le queda. Por su aspecto, es confundido con un mendigo, un vagabundo. Entonces es hostigado por el sheriff del pueblo (Brian Dennehy) y sacado del pueblo por la fuerza. Tras intentar volver a entrar, la policía lo arresta y en la cárcel es maltratado por agentes que buscan diversión a sus expensas. En ese punto, todas las experiencias previas de abuso, todo el mal que experimentó explota. Reduce a los agentes, toma sus pertenencias y huye al bosque cercano.

La policía no lo dejara escapar tan fácilmente. Otra guerra acaba de comenzar. Esta vez no es Vietnam, pero para Rambo, es exactamente lo mismo. John Rambo justifica todas sus acciones tras ser maltratado: ellos atacaron primero. Ahora se dan cuenta que no es un simple hombre. Es una máquina creada para sobrevivir y matar a sus enemigos, un experto en guerra de guerrillas. Y en el bosque está en su elemento. Termina involucrándose la Guardia Nacional y el Ejército, al ser la policía incapaz de detenerlo.

Rambo y su cuchillo... una pareja ideal.

Rambo y su cuchillo… una pareja ideal.

Un argumento que da pie a memorables escenas de acción, y una trama que nos invita a reflexionar sobre los efectos de la guerra, sobre los soldados que luchan en ella, que dejan parte de su humanidad allí donde lucharon, mataron y sobrevivieron. Vuélvala a ver, no pensando en todo lo que ha visto de Stallone desde ese entonces. Imagínese por un momento en esa situación, y pregúntese si no haría lo mismo que él.

Lo más interesante de esta película y su mensaje final es que el final diseñado para la película fue cambiado antes de la edición final. En la escena final, al ser confrontado por su antiguo comandante el Coronel Trautman, (Richard Crenna) Rambo reconoce no poder seguir viviendo en un mundo como ese. Les anexo la escena:

Obviamente, el final fue cambiado. Imagino que es un poco menos triste… Pero en las ecuelas, todo el mensaje se diluyó bastante entre balas y explosiones, para dar mas pie a pura acción.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s