El Arte de fallar.

¿Qué haria usted?

¿Qué haria usted? (Arte original de Kat Miaw)

He estado dándole tantas vueltas en la cabeza como empezar este editorial. Tenía tiempo pensándolo. Pero creo que viendo el arte de mi buena amiga Kat Miaw, las piezas cayeron justo donde las quería. Como en Tetris, cuando tras esperar tanto tiempo, por fin viene la barra vertical para completar las cuatro líneas de una sola vez.

Uno de sus nuevas propuestas, es mensajes encerrados en un bonito arte. Me interesó tanto uno, que quise compartirlo con ustedes. ¿Qué harías si no pudieras fallar? Un mensaje poderoso, sin duda. Creo sin duda que el miedo a fallar nos detiene. Nos detiene a intentar nuevas cosas, a probarnos a nosotros mismos. Desde lo más simple hasta lo más extraordinario.

Si yo no pudiera fallar, ¿Qué haría? Apartando de las opciones más altruistas como crear una máquina que produzca energía barata y limpia para todo el mundo y la preferida por las concursantes de belleza – la paz mundial. Además de cubrirme de gloria por lograr esas dos cosas, tengo millones de cosas que quisiera hacer. Algunas involucran cosas mundanas como tener un trabajo con un sueldo ridículamente excesivo y algunas más trascendentalmente artísticas.

Pero al fin y al cabo, temo fallar. No las hago, ni siquiera lo intento. Después de todo, no quiero pasar por eso. Fallar una y mil veces, muchas veces sin llegar a lograr mi objetivo. Pero me he hecho una promesa a mí mismo. Les digo que voy a comenzar a fallar. Bueno, a tratar de no hacerlo. A intentar cosas nuevas y viejas que he dejado. Como ha hecho mi amiga Kat, que lleva un espectacular diario de nuevas experiencias… ¡52 en un año! Les animo a visitar su blog. Ya ha hecho tragos, escalado y trabajado en carpintería. Si estamos a finales de Abril y ha hecho tanto, imagino que para finales del año ya habrá construido un cohete a la luna.

Recurrentemente se les oye decir a los triunfadores en muchos campos, que lo que los llevó allí no es un talento sobrehumano, no fue una hada madrina mágica que les dio el don de no fallar. Quizás si fue magia, pero sin duda no fue la de no fallar. Sino la de levantarse luego de cada fallo y volver a intentarlo. Como diría Sylvester Stallone en su franquicia Rocky. Ser un campeón no significa ganar siempre, sino levantarte una y otra vez para volver a luchar, sin importar lo que la vida te pone encima. ¿Quién dijo que no podemos aprender nada de los héroes de acción?

Seguramente entre los millones de fallos hallamos algo que nos gusta, algo para lo que somos buenos. O por lo menos algo que nos da una alegría. Eso espero yo conseguir, personalmente. A ver si usted lector también se anima. Así podre decirle a mis amistades que los próximos triunfadores del mundo leían mi blog… ¡Me aprovecharé de su futura fama y fortuna!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s