Volver a ver: Before Night Falls.

Imagen

No soy amigo del drama. Si ha leído alguna de mis otras entradas, lo sabe usted. Pero hoy, (y en todo el fin de semana pasado, sin crítica de fin de semana debido a los acontecimientos acaecidos) me ha dado vueltas en la cabeza un película que vi hace tiempo. Before Night Falls (2000), es sin duda mi película favorita de Javier Bardem, celebrado actor español, quizás más famoso mundialmente por No country for old men (2007) y la reciente Skyfall (2012).Parece que la gente lo acepta más como un gran villano.

En esta película Javier Bardem interpreta al poeta cubano Reinaldo Arenas. Desde su infancia, veremos sus humildes orígenes, su juventud revolucionaria junto a la insurgencia liderada por Fidel Castro y su posterior caída por descubrirse homosexual en el régimen. Es encarcelado varias veces bajos los cargos de corrupción, abuso de menores y por publicar fuera de Cuba sin el consentimiento del gobierno. Repetidamente torturado, comienza a soñar con escapar del régimen y seguir escribiendo. Tras una multitud de intentos, logra escapar para terminar sus días en la pobreza. Pasajes oscuros de la historia humana y de la vida personal del poeta son retratados entre sueños, narraciones y realidades de la época.

Con un Bardem más cerca de su papel en Biutiful (2010) que aquellos donde hace de villano. Un espectacular y siniestro Johnny Depp (no lo ha visto así nunca, se lo aseguro) que permite verlo desde otra óptica, mas allá de sus papeles en el cine cómico y de aventuras. En fin, una obra digan de verse, más allá del mensaje político que encierra. La confrontación de las ideas de un hombre contra lo dictado “normal”.

Con esto no quiero presentar mi opinión sobre un régimen, (que la tengo, sin duda) ni sobre sus influencias y consecuencias en otros países. Pero quería presentarles esta película, para nunca olvidemos. Nunca olvidemos lo que sucede contra las minorías cuando el poder no tiene ningún tipo de control ni medida. Después de todo, cada uno de nosotros tenemos una creencia y una opinión que debe ser respetada aunque no sean compartidas.

Pero en estos días tumultuosos, especialmente si vive en el país que vivo, no debemos olvidar. No debemos olvidar los crímenes del pasado, no debemos olvidar porque algunos estamos protestando y porque no queremos que la historia de Arenas y de muchos como él se repita, no solo en nuestro país, sino en ningún otro lugar del mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s