Crítica de fin de semana: Gangster Squad.

Todos juntos para la foto!

Todos juntos para la foto!

Tratar de renovar el sub-genero de películas sobre la Mafia y el Crimen Organizado es una tarea que no le deseo a nadie. Aquí hasta nos dijeron que era la película de gangster para las nuevas generaciones. Surgir desde la sombra de clásicos como Untouchables (1987), Goodfellas (1990), Casino (1995) y El Padrino (1972), y más recientemente Mystic River (2003) y The Departed (2006) es extremadamente complicado. Gangster Squad tiene buenas ideas, tomando un hecho de la vida real y adaptándolo a Hollywood. La ejecución de esas ideas… pues en mi opinión queda bastante corta.

La película trata sobre la creación de un grupo policial encubierto, con la finalidad de acabar con el mafioso Mickey Cohen (Sean Penn), un criminal que está determinado a poseer todo el negocio criminal de Los Angeles. Teniendo comprada a más de la mitad de los policías y del sistema judicial, una operación tradicional no tendría éxito. Desilusionado por la inactividad de sus compañeros, O´Mara (Josh Brolin)  está luchando solo contra el crimen organizado, hasta que recibe la orden del jefe de policía de crear un escuadrón para acabar el crimen. Por lo tanto la idea es crear un escuadrón encubierto para acabar con el negocio de Cohen. Por vías extrajudiciales, destruyendo sus negocios, sin leyes ni ordenes que los detengan.

Arriesgarse así por la ciudad tiene su precio, no solo se juegan la vida. O’Mara, el líder, está arriesgando a su mujer y su hijo aun por nacer y Wooten (Ryan Gosling) se está acostando con una de las novias de Mickey, Grace (Emma Stone) mientras que su mejor amigo es empleado de un de los negocios del mafioso.

El problema en mi opinión es doble: Uno, el papel de Sean Penn (que detesto por otras razones, más que las artísticas) está muy mal escrito, y realmente muy mal ejecutado… extraño, ya que me encanto su papel en Mystic River, sé que es capaz de mucho mas. Aquí se le ve demasiado maquillado (nótese las cejas que le ponen), quizás para tratar de parecerse más al mafioso real. Más que un mafioso, parece un villano de telenovelas.

Dos, la lógica de la película. Estamos hablando de que todos (o casi todos) los policías integrantes del escuadrón son ex militares, combatientes de la Segunda Guerra Mundial. Inclusive nos mencionan que O’Mara es especialista en guerra de guerrillas. Y por más de la mitad vemos al escuadrón cometer errores estúpidos al atacar los negocios de Cohen. Parece que hasta los militares exageran en sus currículos. Ni me hagan hablar de la escena desenlace. De hecho me reí con la confrontación final.

Me gusto Gosling… su personajes hastiado de la guerra y de la mafia, sin más preocupaciones que llevarse a una chica linda a la cama es bastante simpático, alejado del estereotipo de policía rudo y recto. Y Emma Stone (véanla en Zombieland (2009), mucho mejor)… bueno, las palabras sobran cuando hay imágenes, ¿no?

Gosling for President!

Gosling for President!

Mi puntuación: 1.5/5 bonita, pero sin mucho brillo. Como dicen los policías en la escena del crimen:  Aquí no hay nada que ver.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s