Crítica de fin de semana: Ted

Un ejemplo de empleado del mes.

Un ejemplo de empleado del mes.

Siempre he tratado de ser gracioso. Pero la comedia es un arte muy duro, sin duda. Quizás por eso siempre he buscado películas ligeras, que me permitan hacerme reír. Como he dicho siempre: “para dramas, ya está mi vida” así que tiendo a escapar al género cómico cuando busco algo que me entretenga.

Ted (voz de Seth McFarlane) es un oso de peluche animado, por obra y arte de la magia navideña. Su dueño, John Bennett, (Mark Walhberg) siempre deseo un amigo para toda la vida. Y luego de más de veinte años juntos, lo que era un osito adorable e infantil es un oso que fuma, bebe y ama a chicas muy ligeras. Vive con John y su novia (Mila Kunis) que cada vez más cree que Ted está destruyendo cualquier tipo de futuro que puedan tener juntos. Así que la cuestión principal de la película es crecer… y elegir: la chica que amas, o el osito de peluche que siempre has tenido.

Ted es para mí una mezcla entre buddy movie y la serie animada “Family Guy” (Padre de Familia). Si miramos los créditos, es obvio porqué. Ted es obra de Seth McFarlane, el creador de la serie, y muchos actores que participan en la película trabajan de voces en la misma (Mila Kunis, Patrick Warburton y Patrick Stewart, por ejemplo). Si usted  ha visto la serie y le divierte, sin duda Ted le hará reír. Situaciones muy familiares como las referencias al famoseo de los Estados Unidos, la interacción de Ted con su jefe, y peleas demasiado similares a las del pollo gigante con Peter Griffin en la serie.

Entonces, si todo es cierto calco de Family Guy, ¿Porqué la encuentro divertida? Pues bien, quizás porque aunque la serie me guste, no la sigo cada semana, para empezar, y porque siempre he pensado que Mark Walhberg (desde sus orígenes como Marky Mark) es un buen actor. Sí, he dicho que Marky Mark, el rapero blanco de los noventas, modelo de Calvin Klein y niño bonito en general es buen actor. Demandeme! (inclusive luego de participar en el bodrio más grande de Shyamalan, The Happening (2008)). Ted trabaja con situaciones físicas similares a comedias como The Hangover (2009), y la risa que provoca la mezcla de la ternura del oso de felpa con la mente un poco depravada que lleva dentro.

Así que, si le gusta el tipo de humor de Family Guy, American Dad o The Cleveland Show, se reirá con Ted. Si le ofende, o no lo encuentra gracioso, quizás debería pasar de verla.

Mi puntuación: 3/5 entretenida, pero pierde algo con la trama auxiliar del fan obsesionado con Ted – un recurso que fácilmente podría sobrar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s