Cuéntalo todo…

200px-TellAll

¿Cuánto pagarías por conocer los más íntimos secretos de alguien? Bueno, podría mejorar esta pregunta: ¿Cuánto pagarías por conocer los más íntimos secretos de alguien famoso? Suena mejor, eso creo.

En lo personal, me gustaría saber algo más sobre ciertas personas, entre vivas y muertas. Más que por morbosa curiosidad, (la verdad algunas cosas es mejor no saber, especialmente cosas personales y generalmente desagradables). Como me dijo alguien… hay cosas que una vez que sabes, no puedes des-saber. Pero nosotros, el público, siempre queremos más de los famosos. ¿Cómo satisfacer esa demanda de más y más información?. Lo mejor son las historias desde adentro. Unas memorias escritas por personas que la conocieron, que vivieron con el famoso es el verdadero santo grial del famoseo. Saber todo lo que hacen, desde que se despiertan hasta que colapsan en la madrugada.

En Tell All (2010), Chuck Palahniuk (Dios entre escritores, por lo menos en mi opinión) nos muestra el caso de la diva Katherine Kenton, y el valor monetario de unas memorias. Una diosa en la era dorada de Hollywood, Kathie vive retirada de la luz pública luego de muchos años en el estrellato, cuidada hasta para lo mas pequeño por su asistenta personal, Hazel Coogan. Ahora es cortejada por un galán venido a menos, el señor Webster Carlton Westward III, que ha logrado meterse en el corazón, y en la alcoba de la gran actriz. Tan sospechosa aparición en la vida de la estrella despierta las sospechas de Hazie, que duda de las intenciones del seductor. ahi esta el punto…

El problema con este tipo de obras es que no tienen mucho valor con su personaje aun viviendo. Después de todo, cuando los famosos mueren, es que realmente alcanzan ser mitos. ¿Qué hacer entonces, si Kathie aún conserva su perfecta salud intacta? Algo debe suceder para elevar el precio de unas posibles memorias de la aclamada Katherine Kenton.

En este libro Palahniuk nos muestra los bello y lo feo de Hollywood, entre risas, disparates e intentos de asesinato. Una obra maravillosa, que aunque no tenga ni un pixel de contenido, merecería estar expuesta en tantos museos del mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s